¡Descarga tu envoltura
Postrelicioso!

- BlOG -

Échale un chorrito de Vainilla Molina® a tus días, aquí encontrarás cómo.

5 trucos para un horneado perfecto

30 / 10 / 2018

Hornear el pan perfecto es más fácil de lo que crees. Sigue estas recomendaciones y consigue ese punto suavecito. 

1. Sigue la receta paso por paso

Las medidas y pasos de las recetas te evitan el “ensayo y error” y te dan la guía precisa para conseguir el resultado deseado. Por ejemplo, si queremos hacer un pastel de pan suave, con buena textura y uniformidad, es importante mezclar primero los ingredientes cremosos, luego los huevos y por último los ingredientes secos que irán alternando con los líquidos. No solo se trata de calcular, sino de seguir las medidas y el proceso al pie de la letra.

2. Utiliza moldes a la medida

Si la receta del panqué de nuez que estás por hacer te pide hornearlo en un molde de 13 cm, utiliza un molde de 13 cm, ya que el tamaño de éste influye en el resultado. Como tip extra, te recomendamos usar moldes de colores claros o plata, ya que los de color negro u oscuros, reducen la temperatura del horno, pues acumulan más calor.

3. Fíjate en tus ingredientes

Hay alternativas de los insumos básicos de la repostería que son más bajos en calorías, azúcares y grasas que los tradicionales. ¡Explora tus opciones! Y cocina con harinas más ligeras. Como tip, puedes reducir el consumo de azúcar reemplazándola con Vainilla Molina.

4. Domina tu horno

Ama a tu horno y entiende cómo funciona. Debes conocer tu horno mejor que nadie, es por eso que asegurarse de que la temperatura esté calibrada correctamente es uno de los primeros pasos.

También toma en cuenta los siguientes tips: hornea la masa para pan en la zona central del horno, donde el calor se reparte mejor, y con calor arriba y abajo sin ventilador, para evitar resecar las masas con el flujo de aire. Y, en cuanto al tiempo de cocción, la receta siempre nos dará una idea de cuál debe ser el aproximado, aunque también podemos utilizar la técnica de pinchar un palillo para ver si sale limpio.

5. Déjalo enfríar

Así como es importante tener un buen horneado, también lo es dejar enfriar tu pan, ya que los postres calientitos son mucho más delicados y pueden romperse fácilmente. Como tip: deja enfríar tu pan dentro del molde de horneado sobre una rejilla, durante al menos 20 minutos. Después, saca el molde y ponle un plato, dale la vuelta y libera tu pan, dejándolo caer sobre el plato. El resultado, un pan suave, esponjosito y con la cocción perfecta, cuando se consolide con el enfriado.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO