¡Descarga tu envoltura
Postrelicioso!

- BlOG -

Échale un chorrito de Vainilla Molina® a tus días, aquí encontrarás cómo.

CÓMO LA REPOSTERÍA PUEDE MEJORAR TU ESTADO DE ÁNIMO

10 / 06 / 2019

¿Te ha pasado que después de cocinar un platillo o un postre te sientes más relajado? Bueno, pues no es casualidad. 

Según Donna Pincus, profesora de Psicología y Ciencias del Cerebro por la Universidad de Boston, cocinar es una excelente actividad para expresar emociones de manera creativa y cómo elemento para combatir la tristeza, la ansiedad o el estrés.

 

Compartir sentimientos a través de la cocina es maravilloso, muchas veces se comunica lo que no no se puede decir con palabras, ofreciendo un pedazo de nosotros mismos con una demostración de cariño. Es una acción llena de generosidad. 

 

MEJORA TU CONCENTRACIÓN ¡HORNEANDO! 

 

Preparar cualquier tipo de bocadillo horneado requiere tu completa atención. 

Desde leer la receta, juntar los utensilios, entender los pasos a seguir, pesar ciertos ingredientes… todo debe ser preciso, si se desea obtener un gran resultado. 

 

Horneando puedes:

 

  • Reducir el estrés
  • Mejora tu estado de ánimo
  • Mejorar la concentración 

 

Combinando arte, técnica y conocimiento, la repostería es una experiencia sensorial que puede desencadenar un arcoiris de sensaciones. 

 

Uno de los aspectos que más nos llama la atención, es que el resultado nunca será el mismo. Una persona puede replicar una receta o preparar el platillo 2 veces y el sabor podrá variar. Es en esta medida, que la repostería es una actividad personal y creativa. 

 

Podemos concluir que hornear para alguien más es un gesto de amor, de generosidad y de bienestar propio. Recuerda que al hornear o cocinar cualquier platillo, las emociones son fundamentales y el resultado final se verá reflejado con ellas. 

 

¡Manos a la obra y a hornear mucho con Vainilla Molina! 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO