¡Descarga tu envoltura
Postrelicioso!

- BlOG -

Échale un chorrito de Vainilla Molina® a tus días, aquí encontrarás cómo.

¿Por qué hornear con alcohol es tan increíble?

15 / 08 / 2019

¡Hornear con cerveza, champaña o vino es divertido! Pero sobre todo nos encanta porque agrega un sabor distinto y único, debido al proceso de fermentación. Añade esos sabores extra de hierbas, licor y humo en el horneado y harás que resalte cada sabor.

 

Aquí hay algunas reglas básicas para hornear con alcohol.

 

 

¡Compra alcohol de buena calidad!

 

Cuanto más delicioso sea el licor, más sabroso será el horneado. Además, no muchas recetas requieren la botella completa, así que compra algo que disfrutarás bebiendo más tarde.

 

¡Un poco de alcohol funciona bien!

 

Hay que tener cuidado al agregar el alcohol en la receta, ya que si usas muy poco el sabor apenas aparecerá, pero si se usa demasiado, el alcohol cubrirá otros sabores y no será tan agradable al probarlo. Comienza con un toque modesto, prueba y agrega más con cuidado.

 

¡Conoce los tipos de alcohol para cada receta!

 

Cada tipo de alcohol se hornea y tiene un sabor diferente, así que hay que saber cuándo usar qué tipo y cuánto agregar a las recetas. Aquí hay algunos consejos:

 

 

 

Vino espumoso

 

¡La bebida favorita de cada chef para cocinar y hornear! Puedes usarlo como sustituto de líquidos en la receta. Las burbujas harán que el pastel sea más esponjoso y ligero. Intenta también hacer una deliciosa salsa o glaseado para realzar el pastel.

 

Cerveza

 

¡Hornear con cerveza es increíble! Le da un impulso extra y una textura más suave a los panes y pasteles. Si eres principiante horneando con cerveza, las porters y las cervezas stouts son el mejor lugar para comenzar, ya que se elaboran con malta oscura y brindan notas de cacao y café a la receta.

 

Licores fuertes

 

Puede ser la forma de alcohol más difícil de usar para hornear, ya que no se desea agregar demasiado y que el sabor del licor en el postre sea dominante.  Se desea la cantidad suficiente para que el licor se sienta en el paladar. La mejor manera es hacer un jarabe para recubrir los pasteles, sin tener que ahogarlos en licor. Comienza con un poco y avanza hasta el siguiente nivel de sabor. ¡Recuerda que está bien experimentar en la cocina!

 

¡Aquí hay una deliciosa receta de pastel de Champaña y Vainilla Molina y un glaseado que puedes preparar en casa, practicando todo lo que acabas de aprender!

 

 

 

Receta de pastel de Champaña y Vainilla Molina

 

Ingredientes

 

    • 2 ½ tazas de harina
    • 2 tazas de champaña o el vino espumoso que elijas
    • 1 ¾ tazas de azúcar
    • ¾ tazas de mantequilla, a temperatura ambiente
    • ½ taza de crema agria
    • 6 claras de huevo
    • 3 ½ cucharaditas de levadura en polvo
    • ½ cucharadita de sal
    • ¾ tazas de leche
    • Un chorrito de Vainilla Molina

 

PASOS:

 

1. Mezcla los ingredientes secos: harina, levadura y sal; y reserva.

2. Combina con una batidora la mantequilla y el azúcar hasta que quede esponjoso.

3. Agrega la crema agria y el chorrito de Vainilla Molina.

4. Una vez que esos ingredientes estén bien combinados, agrega las claras de huevo.

5. Bate hasta que quede suave y esponjoso.

6. Una vez que esos ingredientes se mezclen, alterna agregando la mezcla seca con la leche y el concentrado de champaña.

7. Divide la masa en partes iguales entre 3 bandejas. Hornea a 350°F / 180°C durante 25 minutos.

8. ¡Déjalos enfriar antes de cubrir con el glaseado!

 

NOTA: Esta receta hace un pastel de tres capas y ocho pulgadas.

 

 

 

Receta de glaseado de champaña y Vainilla Molina

 

Ingredientes

 

    • 1 taza de mantequilla, a temperatura ambiente
    • 9 tazas de azúcar
    • Un chorrito de Vainilla Molina
    • 2 cucharadas de champaña
    • ¾ tazas de leche

 

¡Pasos!

 

1. Bate juntos: la mantequilla, el azúcar, el chorrito de Vainilla Molina y dos cucharadas de concentrado de champaña. 

2. Agrega la leche hasta que alcance una consistencia suave.

3. ¡Úsalo para cubrir tu pastel de champaña!

 

 

Para el concentrado de champaña:

 

Para esta receta no debes agregar la champaña directamente de la botella. ¡En cambio, usarás un concentrado que realmente brillará en tu pastel! 

 

Hazlo así:

  1. Abre con cuidado una botella de vino espumoso o champaña y vierte 2 tazas en una cacerola pequeña.
  2. Lleva a fuego lento y deja que se reduzca hasta que solo quede una copa de champaña.
  3. El resultado es la mitad del líquido con el doble de sabor.

 

NOTA: Asegúrate de dejar que el concentrado se enfríe a temperatura ambiente antes de agregarlo a la masa.

 

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO