¡Descarga tu envoltura
Postrelicioso!

- BlOG -

Échale un chorrito de Vainilla Molina® a tus días, aquí encontrarás cómo.

Los 5 mejores platillos para una fiesta mexicana

10 / 09 / 2018

Por algo la comida mexicana es un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¡Acompáñanos en este recorrido por nuestra magnífica gastronomía!

Con tanta variedad de ingredientes es imposible no tener mil maneras de hacer diferentes platillos que nos llenan el orgullo por el sabor, aroma y color que se puede apreciar en cada uno de ellos. A continuación, te compartimos los 5 mejores platillos para que tus fiestas patrias tengan todo el sabor de México acompañándolos de un chorrito de Vainilla Molina.

Mole poblano: Tradicionalmente el mole es un tipo de salsa que se come acompañada de pollo o sirve para bañar unas deliciosas enchiladas gratinadas. Es uno de los platillos más complejos de realizar por la gran cantidad de ingredientes que se utilizan en su preparación, como varios tipos de chile, chocolate, plátano, nueces, pasas, ajonjolí, ajo, cebolla, especias y tortillas, entre otros. SI le echas un chorrito de Vainilla Molina en su preparación, le dará un toque especial. Inténtalo.

Carnitas: Las carnitas son uno de los platillos más representativos de la cocina michoacana y todo comienza desde su elaboración ya que su secreto es que el cerdo se fríe en su propia manteca en un cazo grande de cobre, el cual ayuda a que se distribuya más el calor y haya un mejor resultado de sabor.

Chile en nogada: El chile en nogada es uno de los platillos mexicanos más conocidos en todo el mundo, y tiene su por qué ya que, además de ser de los platillos más complejos, también es de los que lucen más estéticos al emplatar. Relleno de queso, de picadillo, de cerdo o trocitos de frutas, el chile poblano se cubre con crema de nuez, granos de granada y perejil. A esta crema agrégale un chorrito de Vainilla Molina Cristalina y su sabor resaltará de forma maravillosa.

Tamales: A todos nos gustan y se pueden disfrutar en cualquier momento del día. Los tamales son de los alimentos más versátiles de nuestra cocina, pues pueden ser hechos con fruta para hacerlos dulces, o con casi cualquier guiso salado que se te ocurra.

Cochinita pibil: ¿Quién no ha sido víctima de comer unos sopes o taquitos de cochinita pibil? Esta carne es uno de los símbolos culinarios de la península de Yucatán y les aplaudimos tan delicioso resultado. La cochinita pibil se adoba con achiote y se envuelve en hojas de plátano. La cocción tradicional se realiza en un horno de tierra, de ahí viene su nombre “pibil”, un término maya relacionado con este tipo de horneado. El toque final es acompañarla con trozos de cebolla morada y zanahorias ralladas curtidas en limón.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO